lunes, 12 de mayo de 2008

Lanzarote, (IV). Qué no debemos olvidar.


Podemos tomar parte en la Madre de Todas las Batallas muchas más veces que podamos contar con los dedos de las manos, pero siempre corremos el riesgo de equivocarnos, errar la táctica, desoir algunos sabios consejos de los veteranos, pecar de soberbia ó retar sin las armas necesarias al monstruo. Esto es la guerra.


Los días antes, debemos hacer acopio de todas las fuerzas, pero, aún habiendo entrenado extensa e intesamente, con planificación certera, nuestra conciencia debe estar en paz, pero en vigilia, nunca debemos bajar la guardia y relajarnos, pensando que todo está hecho; cualquier emboscada de última hora dará al traste con meses de desvelos.


Sin extenderme demasiado, os daré algunos consejos que creo os pueden orientar de cara a ese día D que está ya a la vuelta de la esquina:


No hay que preocuparse por sensaciones "subjetivas" entrenando. Las sensaciones "objetivas" serán las del día de la competición. Es decir, a veces pensamos que no hemos entrenando lo suficiente, (casi siempre), ó que vamos un poco forzados ó incómodos aún, algo cansados, pues el entrenamiento como es normal no se ha suspendido, aunque esté drásticamente reducido. Hay que mantener la calma y tener absoluta confianza. Es la clave.


Revisar todo el material de competición y tenerlo todo en perfecto estado y dispuesto. La bici, fundamental que pase un exhaustivo chequeo realizado por un profesional, revisando preferentemente dirección, cambio, camisas y cables, frenos, limpieza y engrasado de todas las piezas, sustituyendo aquellas que no nos ofrezcan total garantía.



Halibut: la mejor pomada antirozaduras y para tratar pequeñas heridas ó quemaduras. Lo daremos en las zonas susceptibles de roces , quemaduras por el traje de neopreno, (cuello, axilas, entrepierna), justo antes de enfundarnos el traje. Sustituye a las vaselinas ó aceites en este menester.


En carrera, concentrate en tus ritmos de crucero, no te dejes llevar por los triatletas a tu alrededor, adopta un ritmo cómodo, a veces más conservador del que desearías. Sobre todo si eres debutante, tu objetivo debe ser llegar a meta disfrutando de lo conseguido, no acabar en el hospital, ó como poco con un sufrimiento excesivo ó un mala experiencia. Gestiona inteligentemente tus ritmos de carrera.


A menudo , el resultado de tu carrera dependera en buena medida de como funcione tu estómago y de si eres ó no eficiente asimilando líquidos y nutrientes. Un buen entrenamiento físico y mental, sin un entrenamiento nutricional y de reposición en carrera, no servirá de mucho en esta distancia. Por ello, no te olvides de algun medicamento que ayude a neutralizar la acidez de estómago ó que ayude a la estabilización de nutrientes , (el clásico Almax, por ejemplo), puede serte de gran utilidad en momentos críticos de la prueba.


Estás preparado??? Pues que comience la fiesta...