lunes, 21 de julio de 2008

Un poco de aire fresco. Jesús del Pino.

El ciclismo es una de mis debilidades y pasiones. No lo voy a negar ahora, pese a los tiempos que corren , en los que decir que eres ciclista puede servir para obtener una de las peores tarjetas de visita posibles.
Pero no. Me niego. Yo creo en el ciclismo. Y también en muchos profesionales, que han crecido junto mi, y se educaron en valores de los que tanto ellos como yo nos podemos sentir orgullosos.Eso para mi es lo que vale. En el ciclismo, como en la vida,lo que al final prevalece es el trabajo, el sacrificio, cuidarse y perseverar. Ese es y segurá siendo el verdadero ciclismo, vigente hoy, aunque muchos no lo crean. Allá ellos.


En la actualidad entreno a algunos ciclistas profesionales de hoja de servicios intachable, (David Arroyo, ahora en el Tour, Sergio Herrero, preparando Vuelta a Portugal), al sub-23 Mario Campos, (Sanse Spiuk), además de los juveniles Jesús del Pino, (Enypesa- ASC) y Andrés Aldana, (Sanse Spiuk), este último, a la sazón, también triatleta. Por añadidura, otros muchos corredores de BTT, como los talaveranos Israel Corrochano y Manuel Resino.



Hoy os traigo hasta aquí a Jesús del Pino (ENYPESA-ASC) reciente vencedor en Ayegui (Navarra) .

El pasado sábado día 19 de julio se disputó el XII Premio Excmo. Ayto de Ayegui (NAVARRA)
donde se impuso el corredor júnior del Equipo ENYPESA-ASC Jesus del Pino Corrochano, el corredor de Talavera venció en solitario tras los 86 kms de la prueba.Hay que destacar la escapada del corredor alemán afincado en Madrid Tiim Oliver Schlichting y de Manuel Arazola que estuvieron muchos kms en la escapada del día hasta que un reducido grupo los cogió contraatacando Jesus del Pino para conseguir la victoria en solitario.

Con esta , Chuchi del Pino consigue su 3ª victoria tras la logradas en Collado Villalba (Madrid) y Navalucillos (Toledo) todas ellas siempre llegando en solitario.


Si él quiere llegará , con su esfuerzo y con amor por el verdadero ciclismo, como ya otros lo han logrado.


7 comentarios:

magopepo dijo...

Enhorabuena a los dos.

cristobal11dn dijo...

Una pena lo de tu chico hoy en el tour, pero a estado muy muy cerca , haber si le llega pronto. Yo vengo del ciclismo y ahora me he metido a triatleta y lo que se tiene que sufrir en ese deporte es impresionante, para que luego lleguen algunos por la via rápida y te pasen por lo alto de manera no legal digamos, no se si se me entiende. Mira que lo adoro, pero me lo deje porque contra algunos tramposos no habia manera de competir, pero en fin haya ellos con su conciencia. Ahora con los problemas del ciclismo estamos ganando muchos triatletas, no hay mal que por bien no venga, un saludo.

cristobal11dn.blogspot.com

Pablo Cabeza dijo...

Gracias Pepo. Pero como siempre, el verdadero mérito es siempre del deportista.

Cristobal:

Cuando haces un deporte como el ciclismo, es fundamental la paciencia y el denso trabajo , (descomunal trabajo), cotidiano. Es difícil a menudo abstraerte y no presionarte , pero lo ideal es que esto sea así. Solo así, sin nada que te mediatice en exceso, podrás librarte de lacras como el dopaje y que si existe a tu alrededor, no te salpique ni afecte. Esto es lo que trato de hacer ver a ls deportistas que están cerca de mi. Lo de David hoy ha sido una pequeña pena, pero él sabe que siguiendo este camino, que le lleva desde hace años en un viaje de continua evolución y progresión, la gloria le llegará un día.

Yo no puedo dejar de hacer deporte de competición porque tenga la clara evidencia de que existe dopaje. Porque existe y a todos los niveles. Hoy, sin ir más lejos, unos chicos se me han acercado en el entrenamiento que dirigía esta tarde para preguntarme por algo de entrenamiento y... por anabolizantes¿¿?? te imaginas la charla que los he echado??? se han ido y no se si volverán. Esta todo muy contaminado. Pero no es solo el ciclismo.

Si se trabaja a largo plazo, con fundamentos y con mucho empeño y convicción, los resultados llegan. El doping es ahora un verdadero reflejo de lo que tenemos en la sociedad, la búsqueda del triunfo rápido y más fácil. La gloria sin importarnos nada, ni siquiera morir prematuramente.

Luchar frente a esto y contra las circunstancias que favorecen la aparición de esta lacra, es una labor que creo nos corresponde.

Un abrazo.

Clemente Alonso McKernan dijo...

Hola Pablo,

lo primero, enhorabuena. Estaba trampeando en el curro (estoy haciendo unas sustituciones haciendo reconocimientos medicos en lo que me repongo de una anemia algo perseverante que no me deja machacar) viendo si tu pupilo podía llevarse el gato al agua como recompensa a muchas horas de trabajo abnegado para otros. No le falta mucho, y pronto os llegará.

En lo que comentas del mérito del deportista sí y no, yo en lo personal siempre he echado de menos un entrenador que me hiciera sentir que estaba motivado e ilusionado conmigo (y no era yo un mero accidente en su trabajo) y, exceptuando a Cesar Varela durante los dos o tres primeros años y de una forma parcial, jamás lo he sentido, por eso me da envidia cuando leo cosas de vuestra grupeta. Aunque también sé que los deportistas de mucha dedicación (en triatlón, según con quien, me niego a emplear el término "profesional") somos egoistas por natualeza y por necesidad, por lo que quizá sea una apreciación parcial mia. Por eso creo que el entrenador es parte importante, más a edades tempranas, y es otro elemento más a aprovechar de la lista de elementos "ergogénicos" (un buen entrenador sabe motivar sin agobiar), que no dopantes, que es el tema con el que voy a continuación.

Sobra decir que es un tema delicado. En mi caso como medico, te aseguro que el tema me hace muy poca gracia (máxime cuando, como medico, "ves más cosas" raras que los demás; ojo, también oyes más tonterías que los demás). Mi opinión al respecto está muy clara, sobre todo porque se basa más en pricipios filosóficos-éticos (como sabéis que es mi costumbre) que en principios biológicos o sanitarios que permitirían un cierto perspectivismo. A lo que voy, que siempre me enrollo. Si me permitis la metáfora no creo que los olmos de los que hablaba Machado perdieran en belleza por el virus (¿? parásito?) que hizo que de esos árboles sólo quedaran negrillos en la olvidada y polvorienta castilla. El ciclismo es un deporte épico de gestas practicamente diarias y practicamente multitudinarias (la multitud de un pelotón); ójala no se convierta en un triste negrillo condenado a deshacerse en la cuneta y el olvido del camino, añorado por unos pocos de una sensibilidad nostalgica y arcaica... ojalá que no.

Lo dicho, enhorabuena otra vez, a muchos nos gusta ver como se "invierte" en futuro, esto es, en la gente joven y con ilusión.

Saludos

Ramón Doval dijo...

Este Jesús promete, pero los comentarios han superado la entrada,... son de portada.
Bonito ver brllar a David (siempre que le dejen, o pueda). Lástima que ya se diga que "no pudo". Estubo cojonudo (no sólo ayer), y lo podía haber estado un poquito más. También se comenta que Valverde no es un "hombre tour", y por tanto no debería estar allí; o la gran hazaña de Sastre hoy, que tal vez se vea ensombrecida tras el análisis de rigor...¡Suerte a todos, y que se callen los ignorantes!

Anónimo dijo...

Me alegra leer esto y saber que todavía hay gente que cree en el ciclismo.

El dopaje y la busca de la "pocima secreta" es algo que se busca en todos los deportes, y no solo en el ciclismo.

Etapas como la de hoy, o la de ayer, resaltan los verdaderos valores del deporte: sufrimiento, dedicación y sacrifio.

Pablo Cabeza dijo...

Clemente: el ciclismo va a sobrevivir a su permanente agonía en los últimos tiempos. Yo así lo creo. Al menos tengo fe en ello y lo espero, ¿Intuición? ¿deseo? Más bien necesidad, para que la épica y la esencia de este , como de cualquier otro deporte, prevalezca.

Ramón: Voy a romper una lanza por Sastre, y no dudo en señalarlo como uno de los ciclistas que abanderarán y ya abanderan el nuevo ciclismo. Un tipo especial, sacrificado, noble, duro, un ciclista lleno d valores y sentimientos.

Anónimo. Gracias por tu comentario. Al igual que tú, yo también creo en el ciclismo y en todos los valores, diría que eternos, que lo adornan. Un saludo.