sábado, 25 de octubre de 2008

Reflexión en pretemporada

Vivimos tiempos de crecimiento en el deporte del triatlon. Hasta el deporte triple llegan gentes de lo más variado, desde sedentarios fascinados por la belleza , estética y posibilidades del tri, hasta gentes llegadas de otros deportes con ansias de nuevos retos.

Los entrenadores vemos a menudo, como gran problema, el afán de emulación de los recién llegados, fascinados por los grandes volúmenes de los consagrados, y la impaciencia de algunos por conseguir un objetivo determinado.


Para conseguir un éxito ó meta destacada, necesitamos trabajar durante muchos años. De uno a tres años nunca es suficiente. Es necesario establecer metas realistas a corto y medio plazo. A corto plazo, es conveniente analizar las posibilidades reales del sujeto y establecer un periodo de varios meses de entrenamiento de base, antes de adentrarnos en un periodo de entrenamiento más dirigido y específico. Por supuesto, podemos y debemos añadir un periodo en el cual el deportista pueda probar sus fuerzas en alguna competición adaptada a su momento deportivo y a sus características.

La estructura, (periodo de base, específico y competición), no tiene por qué variar mucho a lo largo de los años, por supuesto con las modificaciones acerca de volumen e intensidad que sean necesarias para conseguir una evolución lógica. La unidad de medida será el tiempo, no la distancia recorrida;a menudo, en triatletas que se lanzan a la competición de larga distancia prematuramente, vemos como se tratan de imitar volúmenes de atletas más consagrados, entrenando muchas más horas por sesión de lo que sería deseable.


La reflexión es clara, ahora que muchos volvemos a entrenar tras el descanso; el triatlon es un deporte al que podemos entregarnos durante casi toda la vida, no lo convirtamos con prácticas inadecuadas en una fuente de frustración, lesiones ó desmotivación. Debemos entrenar ordenada y progresivamente, sin quemar etapas, persiguiendo nuestra meta sin buscar atajos. Triatlon, de por vida.

23 comentarios:

davidiego dijo...

Poquito a poco,
el año que viene más y mejor, y siempre.

Pablo Cabeza dijo...

Por supuesto, David.

Saludos.

David Perez dijo...

Si, por eso se debe hacer caso al mister,aunque a veces quieras abarcar mas de lo que debes.

Se que me queda mucho por aprender, pero creo qe no voy por mal camino.

Un abrzo

Emilio dijo...

Toda la razon Pablo. Si fuera por nosotros los primeros entrenos estariamos haciendo triatlones a muerte, y ahora que podemos disfrutar del empiece, de las distancias y los ritmos suaves nos saben a poco. Definitivamente somos un poco raros no?un saludo

José Muñoz Sánchez dijo...

Pablo, la fecha del duatlón como ya sabrás se ha cambiado al día 15, podrás ser el speaker ese día?? Y el día sigueinte a la portiña a correr jeje.

Un saludo!

robert mayoral dijo...

sabias reflexiones, pero a veces incluso para los que llevamos algunos años nos cuesta de entenderlas....

SANTI dijo...

Pablo,
como se sabe si estas preparado para una distancia u otra? solo con el tiempo? un saludo

loscar777 dijo...

Dificil sujetarse, dificil no soñar, dificil no ilusionarse......¡bueno! lo último se puede hacer.....mejor dicho: SE DEBE HACER!!!!!!!!!!!!

Pablo Cabeza dijo...

David: yo también creo que vas bien.Pero ten cuidado con las malas compañías, jeje

Emilio: conozco y trato a deportistas que entrenan muy duro todo el año. Y que también saben disfrutar de los inicios, del entreno cadencioso, distinto y no monocorde de plena temporada. Aprendamos también de ello y ellos. Saludos.

Pepe: vamos a intentarlo. Día 15 de noviembre. Huummmm, creo que puedes contar conmigo. Lo miraré, pero no habrá problema casi seguro. Saludos.


Robert: creeme, remover cimientos, a menudo, es casi más divertido. Qué tal unos circuitos variados de ejercicios con secuencias de carrera enlazadas, en vez de un rodaje de 20 kms. por un camino que no acaba?? Hay un tiempo para una cosa y otro para la otra. Un abrazo.


Santi: hay distintos tests, y además tenemos el rendimiento en los entrenamientos, competiciones, para decantarnos por una u otra distancia. Pero siempre creo que es mejor apurar las posibilidades en una determinada prueba, antes de pensar en subir de distancia; al menos en lo que entendemos por deporte de competición. Saludos.

Carlos: ilusionarse y soñar, siempre. Un deportista se acaba cuando termina su ilusión. Un abrazo.

José Muñoz Sánchez dijo...

ok Pablo, muchas gracias!!

Ramón Doval dijo...

Amén

Nutria dijo...

También para eso es bueno tener entrenador, que te aconseje y opine sobre si ya estás preparado para mayores distancias. Claro que hay bastantes que luego no le hacen caso, jeje

Nutria dijo...

También para eso es bueno tener entrenador, que te aconseje y opine sobre si ya estás preparado para mayores distancias. Claro que hay bastantes que luego no le hacen caso, jeje

Pablo Cabeza dijo...

Bastantes??? la mayoría de los latinos, pero ninguno de los nórdicos, (vikingos y noruegos).

Saludos.

Tri-Naranjus dijo...

Como siempre, ahora me has tocao y hundido

Me cagon la leche, mira que meterme en IM sin pasar por las distintas etapas, Nunca sabre lo que me perdi!

Igual me he equivoccado y me pasara factura!

Lo que si es vital es que el mister de aconseje y guie. El ve hasta donde y por donde debes ir y te pone en tu sitio cuando lo necesitas.PAra mi es una de las labores mas importantes del mister
gracias por la reflexion

Ruth dijo...

Buenisima reflexion.
No pondria ni quitaría una coma.

Pablo Cabeza dijo...

Trinanranjus: aun no has pedido nada... te contaré una de mis anécdotas vitales. En mi caso, fascinado por el fondo, comencé con 20 años a correr marathon; debuté en el Mapoma de 1984 con 3h.00', y proseguí con dos marathones más hasta el 86, con mejor marca de 2h. 37'; en ese momento, ya muy interesado por cuestiones de entrenamiento, me di cuenta de que no había completado mi formación como atleta para lanzarme a esquilmantes, durísimos entrenamientos, y , lesionado durante un año, di marcha atrás; no volví al marathon hasta 1991 y en el camino corrí sobre todo cross y desde el 800 al 5.000 en pista. Cuando volví lo hice con nuevas fuerzas, más fundamentos y pude llegar en el 93 a correr en 2.29 y poco después una media en 1h.09'; seguro que sin esos fundamentos no lo hubiera nunca logrado.

Saludos.

Pablo Cabeza dijo...

Ramon y Ruth, me alegra que especialmente vosotros podáis compartir mi punto de vista.

Un abrazo.

soñador dijo...

Me gusta tu blog, me gustan tus refelexiones y eso que me tiras piedras por todos sitios.
Soy un "latino". Esto de ir poco a poco ya no se, primer año haciendo tri. 1 sprin 1 olimpico 1 titan. en este orden claro. Lo que de momento si se es, que de aquí no voy a pasar hasta que no tenga más tiempo para entrenar y deje de ser un "latino". Poco a poco, antes de tener un entrenador, prefiero pasar por el podologo y por el bikefitting. Algún dia espero estar en contacto.

Tri-Naranjus dijo...

Pablo, tu vivencia es un ejemplo para todos.
De todos modos creo que con 33 año que tengo ya, es un poco tarde para ponerme a mejorar mis tiempos en distancias cortas ¿no te parece? ;-)
mas me vale que me conforme con disfrutar de la LD poco a poco y quien sabe si algun dia no llegar a ver mejores marcas que vayan caiendo por su propio peso.

Objetivo Calsificarme para Hawaii en grupo de edad 70-75
;-)

Pablo Cabeza dijo...

Soñador: lo de los latinos ó vikingos es un cachondeíto que tengo con alguno de mis pupilos, como Nutria, porque el más cuadriculado de todos los chicos que entreno es un danés al que apodamos Vikingo. Pero sin otras intenciones. Las tuyas, (las intenciones), son plausibles. Saludos.

Trina: cada uno somos un mundo de razones ó circunstancias, y yo no soy ejemplo de nada, más bien mis arrugas son el ejemplo claro de que la vida castiga de veras. Nunca es tarde de nada y lo que debes hacer , si es lo que de verdad te llena, es sufrir disfrutando del largo aliento y buscar así tu meta. 70 a 75??? yo desde luego no llegaré, aunque también pensaba eso de los 40-45 con mis 35 recien cumplidos; esta y no otra es la evidencia de que la vida es un eterno presente.

Saludos.

Tri-Naranjus dijo...

AMEN

de ni atleta a triatleta dijo...

qué sabias palabras!! ya podría haberte leido antes... te sigo, una globera