sábado, 27 de febrero de 2010

¿Sabes en qué consiste tu vida?

A menudo me preguntan si estoy feliz con mi vida.

Algunos pueden llegar a pensar que mi vida está vacía, los que no me conocen de cierto.

Otros llegan a creer que mi vida es una ventana abierta por la que se cuela todo el mundo, por aquello de que tengo un blog en el que, como un escritor en el siglo XIX, manifiesto mis sentimientos. Alguien que me quiere me lo ha dicho una y otra vez,y personalmente pienso que es incierto. Una cosa es el continente, y otra el contenido. Escribir, para muchos,-entre los que me cuento-, es una necesidad vital, y si antaño era manuscrito ó mecanografiado, hoy es lanzado , como hoja volandera, al ciberespacio.

Pues eso, ni lo uno ni lo otro.

La felicidad no es un estado, sino una referencia vital que conviene no perseguir, ni pensar tampoco que se vive en ella.


El éxito, que tantos anhelan, tampoco tiene nada que ver con lo que se consigue a nivel material.

He leído por ahi , y me encanta:

El verdadero éxito es reír mucho y muchas veces.

El éxito es ganar el respeto de personas inteligentes.


La felicidad pasa por gozar del cariño de tu familia y amigos; ganar el reconocimiento de personas cualificadas y saber soportar la traición de falsos amigos.


Para conseguir paz es necesario saber apreciar la belleza, (algo a veces extraño en estos tiempos); buscar lo mejor en los demás y desterrar lo negativo que en mayor ó menor medida todos tenemos; dejar el mundo un poquito mejor de como lo encontramos y saber que al menos alguien ha vivido un poco mejor gracias a ti.


Para mi , todo este pequeño compendio alberga lo primordial y auténtico de nuestra vida.

Practica y busca esta esencia.

17 comentarios:

davidiego dijo...

hay quienes cazan palabras al viento y cree conocerlo todo, no hay que hacerles caso.

hay otros que no tienen que preguntarnos si somos felices, sino tienen la paciencia de observarlo en nuestra mirada.

me gustan las definiciones de la paz y la felicidad.

Abel dijo...

Hay gente que basa la felicidad en conseguir cosas. Yo creo que tal vez esté en saber renunciar a ellas.
Pienso que en el hombre reside un ansia innata por alcanzar cosas que cuesten, que supongan un esfuerzo. Tal vez ahí esté algo de la verdadera felicidad. Sin embargo, a lo largo de la vida, muchas personas lo olvidan.
El mundo blogueril es algo curioso. A mí también me gusta escribir y leer, compartir y aprender de gente interesante, con inquietudes. No creo que sea un problema. Al fin y al cabo supongo que todos enseñamos sólo lo que queremos mostrar.

javierabel dijo...

Para esto, hay una frase que me encanta y seguro que te suena:
"El exito es solo uno, vivir la vida de la manera que quieres"

si lo hubiese sabido antes.....

Carlos dijo...

Me encantó la entrada.....
A pesar de coincidir contigo en todo......reconozco que en ocasiones me pierdo y me guio por un exito material..... aprobar unas oposiciones, un trabajo estable........PERO QUE CIERTO ES LO QUE ESCRIBES......GRACIAS POR RECORDÁRMELO!!!!!!

Furacán dijo...

Por qué iba ser un problema escribir o tener un blog? me imagino cuando se inventó la escritura los primeros humanos que dejaron algo escrito seguro que los miraban raro :-)
Estoy de acuerdo con lo que dices, la felicidad es una actitud y no tanto un estado.
Una vez leí (en el blog de Punset creo) que en una universidad americana hicieron un estudio sobre felicidad, no preguntando a la gente sino monitorizando ciertas áreas del cerebro mediante electrodos (ahora no recuerdo los detalles) y midiendo distintos parámetros asociados con la felicidad. Contaron con distintos voluntarios, gente con diferente posición socal, millonarios, profesionales de éxito etc. pero al final la persona más "feliz" resultó ser un monje budista tibetano. Era el que menos cosas necesitaba.

tritata dijo...

SER FELIZ NO ES UN FIN,ES UN ESTILO DE VIDA...

Pablo Herrera dijo...

Hola Pablo!

Buenas reflexiones. Me siento muy identificado con lo escrito.

Saludos.

Luis Recuenco dijo...

Siguiendo la última frase de Furacan. El Tibetano era el mas feliz ya que habia trabajado durante toda su vida la eliminación de todos los inputs negativos que llegaban o almacenaba el su cerebro(envidia, odio, rencor, etc, etc)y que todos debemos de pasar por ello. El camino de la felicidad(que nunca se alcanza plenamente)segun el Gautama, pasa por el cese del sufimiento(eliminar lo negativo de tu cerebro)

Namaste

Jose Carlos Gudiel dijo...

Master , que bien te explicas , que bien lo tiras al ciberespacio para que aprendan algunosssssssssssssss

Valentino dijo...

Comparto que la felicidad no es una cosa que tienes que proponerte conseguir y decir, "la tengo", es de igual naturaleza que "la verdad", hay que buscarla toda la vida, y no afirmar tenerla.

German Carbajal - Tritim Rosario dijo...

Muy bueno Pablo, muy bueno
y los comentarios han sumado tambien

un abrazo
y a vivir la vida

songokurr dijo...

Cuenta razon tienes Pablo. Si es que hay que apreciar todas estas cosas que ha veces pasamos por algo. Precisamente ahora, mientras te escribo, tengo a mi sobrina de un año y medio, y cuando me sonrie, soy el tio mas feliz del mundo.

Un abrazo.

Viento a Favor dijo...

A veces he pensado que es más feliz el más ignorante, el que tiene su burbuja y su mundo hermético y hace oidos sordos a las necesidades del mundo exterior. Hace tiempo me dí cuenta de que no, necesito saber, saber siempre, y luego gestionar la información que me llega y aprender a convivir con los problemas.
No os parece que hay mucha gente que siempre se está quejando pero a la hora de preguntarle, ¿eres feliz? siempre responden sí? Entonces por qué se quejan todo el día? Me fastidia un poco sinceramente.

Pablo Cabeza dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Reconozco que leyendoos, aprendo bastante más que buscando y buscando por ahí. Da gusto teneros de amigos.

Viento a favor: a tus preguntas a mi también me gustaría poner respuestas. Seguro que en tus años de dedicación al deporte intenso, de competición, has conocido a esas gentes plañideras, descontentas con una vida que ellas mismas aceptaron y que nadie les obligó a elegir; mi respuesta sería: Falta de amor por si mismos y por lo que hacen, ausencia de autoestima, esa que paradojicamente el deporte tanto te da, tanto aporta. Gente hay así, aunque no nos acostumbremos.

Aceptar los propios cambios vitales, los ciclos, como algo natural y sonreir ante la dificultad, no hay mejor terapia.

Abrazos.

inma dijo...

Si estas bien contigo mismo todo lo que hagas va a ser desde dentro, desde tu interior,con cariño y amor... y eso es lo que recibes...pequeños detalles y momentos que hacen un TODO... Y si sonreir es MUY IMPORTANTE e inteligente saltar la valla de quienes se ponen medio para entorpecer..

PRECIOSAS FRASES...

Nutria dijo...

Me ha gustado mucho la entrada. Y me gusta mucho más la impresión que tengo de que últimamente estás más contento y relajado, una vez superado ese momento chungo del otoño, que también forma parte de la vida como obstáculo a superar

Anónimo dijo...

Bonitas y sinceras palabras. Quién se atreve a definir la felicidad? algunos se dejan llevar por el tren que la sociedad considera felicidad: tener hijos, una buena casa, un trabajo estable...la felicidad es algo más profundo, lo defines muy bien y con mucha sensiblidad.Quien se atreva a decir que alguien es infeliz por no poseer lo anteriormente nombrado, creo que él/ella mima/o no ha encontrado la felicidad.