jueves, 18 de agosto de 2011

Sol Canario

Sol, tranquilidad, calor por el día, un calor húmedo y a veces asfixiante, noches suaves de fresca brisa marina que invitaban al descanso.

Tras mi caída en bici de principios de julio y la fisura del radio, he comenzado a entrenar en estos  últimos días en el Sur de Gran Canaria.



Unos primeros entrenamientos cortos, tímidos, pero siempre el primer paso es el comienzo del camino. Y que mejor inicio que compartir pedaladas con Valentín por las tortuosas carreteras del sur.



Estos diez kilómetros de ascensión por las montañas que sustentan la reserva de Inagüa fueron una bella manera de volver a sentir dolor en los cuadriceps.

Viento y sol canario, descarnados elementos para volver a sentirme yo.

6 comentarios:

Willy dijo...

Que grande eres y que buena gente eres don Pablo cabeza y sobre todo que profesional como se aprende en un rato contigo un abrazo grande.

Xocas dijo...

Te deseo una recuperación rápida y completa (imagino que casi, casi lo segundo). Por cierto, bonitas carreteras. La verdad es que con tantas fotos que lleváis puestas tú y otros, dan ganas de programar unas vacaciones deportivas.

Marieta dijo...

Mucho ánimo P., te queremos pronto al 100%

Ironpeterpan dijo...

No sabia nada de tu caida.
Espero que te recuperes pronto y bien.
un abrazo desde Tampere.

ironpeter

Carlos dijo...

Desconocía lo de la lesión, mucho ánimo y te deseo una rápida recuperación...que por lo que veo va por buen camino.....

Furacán dijo...

Yo tampoco me había enterado de la fisura. Mucho ánimo y disfruta de las Canarias (de las islas también :-))

Un abrazo!