viernes, 9 de noviembre de 2007

Reposo

Reconozco que descansar es una de las cosas que peor se me da. No me gusta. Prefiero las sensaciones del agradable cansancio, del dolor de patas , del sudor impregnando el cuerpo después de una larga sesión de entrenamiento.



Pero es lo que ahora toca. Estoy tomándome un prolongado descanso, con algunas sesiones intercaladas de aeróbico ligero en las tres disciplinas y sobre todo algo de fuerza, antes de ponerme a entrenar más en serio, allá para diciembre. Los días así son más largos, pero también da más tiempo para todo.



Objetivos?? aún no se. Pero como dice el cartel de la foto, disfrutar y, por supuesto, vernos en cualquier linea de meta.



Un abrazo para todos y gracias por todo vuestro apoyo en mi camino a Kona, felizmente recorrido.

2 comentarios:

David Perez dijo...

Hola Pablo,

Disfruta del descanso que te lo mereces, ya nos cansaremos otros por ti.

Saludos

Ramón Doval dijo...

Me alegro, por "el descanso del guerrero" y por la parte que me toca, que no sé de dónde sacas tiempo para tanto entrenamiento y tanto pupilo.