miércoles, 15 de julio de 2009

Hablemos de Mitos, (III). Matias Llobet.

Seguro que él si se topa con este post se enfadará conmigo; por eso he dudado en escribir. Pero me he decidido a plasmar algún retazo de los primeros ,los míticos pioneros peninsulares, y que mejor manera de empezar que hablaros de alguien con el que conviví unos días, aunque él nunca se considerara un tío de élite y por supuesto, menos un mito... Matías Llobet, un tío sencillo, un gran deportista.

Nacido el 31 de agosto del 60, (Virgo como yo y rara avis como yo), compaginó sus años en el triatlon con su trabajo como químico en una bodega, por lo que nunca alcanzó los niveles de entrenamiento de sus coetáneos, (Godoy, Santamaría, Burguete, Alix...), pero su gran calidad, y sus años en el atletismo, (pupilo del legendario Gregorio Rojo y compañero de entrenamiento de José Manuel Abascal), sus 2h. 24' en marathon, le permitieron destacar en un deporte incipiente y en el que sus grandes condiciones de corredor a pie le permitieron descollar tanto en duatlon como en triatlon.


Sus mejores años, en los que alcanzó la internacionalidad absoluta, con victorias en algunas pruebas del celebrado Circuito Nacional de Caja Postal fueron los últimos de los 80 y primeros de los 90, defendiendo los colores del CN Barcelona- le Cof Sportif junto a los Godoy, Burguete, Santamaría... e incluso un jovencísimo entonces José Luis Cano Villanueva.


En el último año de su trayectoria en el triatlon se decidió a correr un Ironman , y así lo hizo en Zurich, con un registro de 9h. 27' y menos de tres horas en la marathon, lo que le dío el billete para Hawaii. En Kona, tuve la suerte de conocerlo y compartir apartamento, allí recibíamos a diario las llamadas de su amigo Antonio Alix que no dejaba de darle consejos... me impresionaron de él sus costumbres, algunas propias de la vieja escuela: hacer a seis días de la prueba el circuito completo del ciclismo , saliendo del apartamento a media mañana y llegar entrada la tarde completamente apajarado; llevar la bici a Kona totalmente desmontada, hasta el último tornillo y cable y montarla meticulosamente durante horas antes de salir por primera vez a la ruta; correr la marathon sin calcetines, costumbre que más tarde adopté yo también; devorar ingentes cantidades de comida y bebida, sin desdeñar la cerveza.


Tras terminar en La Meca, separados por algo menos de tres minutos en meta, me aseguró que una vez traspasada aquella meta nunca más volvería a competir en triatlon. Yo entonces no le creí, pero ha mantenido su palabra desde entonces. De Hawaii volvió lesionado y si de verdad cumplió su palabra no se habrá vuelto a calzar las zapatillas de correr, aunque puede que haya subido a más de una montaña ó nadado mar adentro en alguna travesía.


Por si me lees, cuidate, amigo.

11 comentarios:

jaime vigaray dijo...

Buena entrada.Ahora podrías escribir sobre el otro Matías , M.Sala el aventurero.
Yo también soy virgo.

Carlos dijo...

Bonita historia y curiosas costumbres............

PD: todo marcha bien "P".....me refiero a los entrenos....estoy "perro" y no actualizo lo acontecido durante la semana en el blog. Saludos

Furacán dijo...

A Matias no le gustará pero yo te agradezco este tipo de entradas, para quien no ha conocido esa época "dorada" del triatlón(vale que ahora ha crecido pero también se ha complicado y hasta diría que ensuciado en algunos aspectos) me encanta leer estas historias.

tonicendon dijo...

habla un poco mas sobre los pioneros de aquí.

Dani dijo...

Esos pantalones De Soto floreados me traen recuerdos de una época del tri en la que eso del drafting no se sabía lo que era... Estos días he pasado por casa de mi madre y he recogido un montón de revistas "T3 Todo triatlón" (tienen 13 o 14 años) y seguro que hay un buen puñado de nombres en esas páginas de los que podrías escribir. Buena entrada.

Pablo Cabeza dijo...

Jaime V: de Matias Sala guardo algunos datos, pero no suficientes como para dedicarle una entrada... ¿que tal Txiki Plazas?

Carlos: sigue constante y dale duro, ya vendrán tiempos de bonanza. Un abrazo.

Furacan: el triatlon ha crecido... y en algunos aspectos creo que para bien, aunque no en todos. Un abrazo.

Toni: lo prometo. Creo que el próximo será El Pulpo; así le llamaban en la pista del INEF.

Dani: algún día tr tendrás que pasar algunos números de esa revista, aunque yo las tengo muuuucho más antiguas. Para verlas , tendrás que ir a Pozo Izquierdo.

Saludos

Dani dijo...

Tengo los suplementos de Corricolari, las Bicisport y T3 de hace unos 15 años (unas 50 revistas más o menos, más algunas en francés de mi etapa Parisina). Te dejo lo que quieras cuando quieras. Seguro que recuerdas muchas cosas ojeándolas. Con vuelta, que hay una inversión en papel ;)

Sobre Pozo, me gustaría un huevo ir, pero tengo que maximizar mis días de vacaciones con la familia :(

Talin dijo...

Daniiiiiiiiiiii, pasale todos los números que quieras de la T3, menos uno, o dejamos de ser amigos, que ese ya tiene amo.

PS: Güeno anda si se empeña se la dejas un ratín.

JAUME TERES Y XESC TERES dijo...

Pablo, yo tambien conocí a Matias en la epoca en la que el entrenaba con otro mítico Pep Ollé, estamos hablando delJuarsico nos conocimos en la primera edición del Tri de San Sebastian.
De Matias Salas , despues de dar vueltas al mundo en bici y correr en la Meca, se esfumo en las tierras de Manresa.

Jaume

solyllunagp dijo...

hola PABLO!Me encanta leer tu blog y compartir las opiniones de la gente.Además estoy conociendo a triatletas de los que no sabía nada ,es bonito ver cuantos heroes anonimos hay.Cambiando de tema,¿Qué tal ves Palmacés?vas a hacerlo?

Pablo Cabeza dijo...

Gracias por los comentarios.

Solyllunagp: Pálmaces lo veo como casi siempre, una oportunidad única en el año de disfrutar del triatlon que más me gusta. Por supuesto, allí estaré.