miércoles, 29 de diciembre de 2010

Estrategias para el entrenamiento.

Casi 365 días, culmina un año, un 2010 que pronto se transforma en 2011 y con ello, nuevos horizontes y promesas.

Momento para mirar también hacia uno mismo y tratar de mejorar. La autocrítica, la capacidad para autoevaluarse y exigirse, debe ser una constante y nos convierte en mejores personas, tanto a nivel humano como profesional.

Hoy quiero dejar algunas pinceladas de lo que , para mi, debe mover a esa figura denominada entrenador, que tan en boga está en nuestros días y cuya importancia aún no está todo lo valorada que sería de desear, para intentar dignificar una profesión como digo no del todo considerada en este siglo XXI.



El ejemplo vivo: Haz lo que yo te digo, pero no lo que yo hago; una frase recurrida por aquellos que no predican con el ejemplo. La ejemplificación dada por el maestro es crucial, y no solo de conocimientos se alimenta a los discípulos, sino con la referencia a la personalidad, el respeto inspirado y la estimación de las acciones del entrenador. Por ello, la rectitud tanto en el plano social, humano y deportivo debe ser una constante vital del maestro.

La estimulación: La estimulación del entrenador hacia el atleta debe girar en torno a dos principios fundamentales: el elogio y la reprimenda. Lo importante es la medida apropiada y el adecuado juicio para discernir cuando elegir un camino u otro. Los atletas de un grupo deben ser estimulados uniformemente por el entrenador; además, el entrenador siempre debe ser juicioso a la hora de elegir la crítica ó el estímulo.



Las exigencias y los objetivos: Sin objetivos no existe entrenamiento completo, ni , a menudo , es posible establecer reglas. A medida que los objetivos son más difíciles, y los caminos para alcanzarlos son más tortuosos, el entrenador necesita aplicar estrategias psicológicas que podrían destilarse en una palabra: persuasión. Por tanto , el entrenador debe ser ambicioso pero a la vez mesurado, innovador e ingenioso, y a la vez esquemático... la información de todos los aspectos del atleta, como horarios, vida social,potencial, medios... será esencial, a medida sobre todo que el entrenamiento sea más minucioso y exigente.


Centrémonos en estos aspectos, y tal vez en muchos más que podáis aportar vosotros, lectores, y no olvidemos ser constantes, disciplinados y minuciosos para este 2011... y por supuesto de hoy en adelante y para todos los años que tengan que venir.
Os dejo una imagen de Steve Ovett en los Bislett Games, la catedral del medio fondo. Para mi, uno de los atletas más grandes, junto a su entrenador Harry Wilson, de todos los tiempos...

13 comentarios:

davidiego dijo...

amén.

Carlos dijo...

CRUCIAL PABLO.......Y DETERMINANTE QUIZÁS.

Anónimo dijo...

Mejor seria imposible,magnifica exposicion en pocos parrafos.
Los que estamos cerca de ti muchos dias,sabemos que no eres perfecto,pero que al menos lo intentas.

Tu companero de al lado...

Raul

Jesús dijo...

Lamento no poder aportar.

Solo felicitarte. Una vez mas, claridad de exposición y la filosofía clara, sana y contagiosa, que desborda este Blog.
Seguiré enganchado.

Anónimo dijo...

Lorenzo : nadie que no cuide su cuerpo puede cuidar el de los demás, magnifica tu exposición,Un saludo

Ciro dijo...

Me ha gustado mucho el post.
Saludos y feliz entrada en 2011.
Ciro

Furacán dijo...

Muy inspirador, intentaré aplicarlo a la parte que me toca. Gracias Pablo. Feliz año.

Ironpeterpan dijo...

Estoy de acuerdo, pero ¿por que dices que no esta valorada la figura de entrenador?

No crees que hay muchos que piensan que con un tiulo ya son entrenadores?

Yo de momentro estoy contento con el mio , jejeje.

Deseo un 2011 de objetivos cumplidos.

Pablo Cabeza dijo...

Muchas gracias a todos por las aportaciones,y feliz salida y entrada de Anyo.

He dicho que la figura del entrenador no esta del todo valorada,y lo corroboro.En los deportes individuales,en nuestro pais,el entrenador es una figura anecdotica.En deportes colectivos como futbol o baloncesto esto no pasa.Sin embargo,esto sucede aqui,en paises anglosajones la tradicion es distinta y el entrenador si cobra la importancia y relevancia que en realidad tiene.

Un entrenador no es aquel que solo tiene un titulo,al igual que alguien que corre los 100 metros lisos no siempre es un velocista.

Saludos

Atalanta dijo...

Maestro de vocación. Ojalá todos fueran así.

Luidgi (Luis de Arriba) dijo...

Me ha gustado!. Para mi también el entrenador es alguien a quién debes admirar. Y tú eres admirable ;).

Feliz año y un fuerte abrazo!

Manolo dijo...

Estoy de acuerdo Pablo, es dificil ver buenos atletas con malos entrenadores (personas con malos hábitos).

Nutria dijo...

de verdad que me considero afortunada de tenerte de entrenador