lunes, 5 de septiembre de 2011

No lo dudéis.

Cinco semanas tan solo para el gran día.

Los triatletas que han conseguido un dorsal para competir allá en el Pacífico están en la fase más crítica de su preparación y encadenan jornadas de ilusión y al tiempo premura, cansancio, desesperación... pero gozo al tiempo.

El camino es ya una recompensa en si.



Los que disfrutéis de la atmósfera de Kona, no olvidéis volver a meta. Luchar por la finish line, y si tenéis el privilegio de acabar con la luz del día, reposar un tiempo pero no lo dudéis: volver a Alii Drive. Veréis un espectáculo maravilloso de espíritus ilusionados, gozosos, luchando por esa meta. Júbilo, sensaciones muy profundas, historias personales increíbles, todo eso veréis pasar delante vuestra en minutos intensos e inolvidables. Experimentaréis el dolor en vuestro cuerpo, pero también un sentimiento de plenitud difícilmente explicable.

Recordarlo: no olvidéis volver a meta para sentiros aún más humanos.

7 comentarios:

ramón dijo...

Pablo, debe haber en algún lugar un bareto abierto, donde se cruzan las cosas que pensamos y donde se están tomando cervezas a nuestra costa... a ver si llega el día que nos las tomamos juntos, aunque sea un ratico breve, y aunque sea hablando de ese gozo de vivir intensamente, viendo cómo lo viven otros.

Un abrazo fuerte.
un deseo... volver y rodar contigo por allí.

Carlos dijo...

La noche mágica se acerca...esperamos ansiosos volver nuevamente a disfrutarla.

PD: ¿no te ha llegado un email?

Ironpeterpan dijo...

Que grande por vivirlo.
De momento algunos lo soñaremos.

Saludos

Jose Carlos Gudiel dijo...

Mis pelos depilados se ponen de punta y siempre que veo algun video con las entradas de los grupos de edad y la genete que llega a esas horas , no lo puedo evitar se me cae alguna lagrima q otra y me emociono mi ilusion seria vivirlo alli algun dia , aunque solo es un sueño casi imposible de alcanzar .
Eso si en Mayo en el puerto del Carmen espero vivirlo en mis carnes por segunda vez

Valentino Abrante Segura dijo...

Son las 6 de la mañana y he terminado de desayunar para luego entrenar y luego ir a la presentación del cole de mi hijo. Estoy preparando Kona y lo hago con mucho gusto éste sacrificio, porque sé que de igual manera muchos que lo han intentado y no estarán allí estarían haciendo ésto y más para poder llegar a la meca de lo que a tantos nos hace sentir vivos año tras año. Un abrazo, muy buena la entrada.

antonio dieguez dijo...

La ilusion de poder vivirlo algun dia es la que me sigue haciendo soñar...a pesar de lo dificil que es conseguirlo. Soy consciente de ello pero nadie me puede impedir seguir soñando, tal como llevo haciendo los ultimos 20 años.
Un abrazo y gracias por estas pequeñas joyas, Maestro.

Pablo Cabeza dijo...

Ramón... unas cervezas cualquier día. Tal vez en el Titán... iré e a verlo, este año no correré. Espero verte por alli.

Carlos: noche mágica en la que no hay sueño.

Ironpeter y Jose Carlos: vivir es soñar. Sin sueños, no hay vida.

Valentín: lo vivrás porque lo soñaste.
Antonio: de una u otra forma, estoy seguro de que llegarás allí.