sábado, 16 de junio de 2007

Autorretrato apresurado.

Algún amigo me comentó alguna vez que yo corría porque era demasiado frágil para el fútbol. A los ojos del profano, puede ser que si.

La realidad, sin embargo es otra. Pertenezco a una familia humana con unas determinadas características psicológicas, que , inevitablemente, van ligadas al tipo físico. También ese perfil físico y su manifestación cotidiana ,me acerca aún más a un determinado perfil psicológico... y viceversa.

Nunca he corrido ó he pedaleado para perder peso ó para mantenerme en buena forma. He entrenado porque he sentido cotidianamente la necesidad de hacerlo; es por ello por lo que me perpetúo durante décadas haciendo ejercicio y sigo considerándolo una diversión y una necesidad.

Nadando, entrenando a pie ó en bici, avanzando pese a que en ocasiones sienta algún dolor , fatiga momentánea, ganas de abandonar ó cierto hastío, me convierto en la persona que realmente soy. Como se dice ahora, me realizo como persona y me siento aún, si cabe, más humano.

¿Habéis renunciado vosotros, corredores de fondo ó triatletas, a algo en este proceso? Tal vez a ojos de la gente, si…pero mi sentimiento es el contrario, y posiblemente el vuestro también. He renunciado a muchas cosas, pero solo a aquellas que son superfluas, innecesarias, materiales. Cultivo mi espíritu , al tiempo que me fortalezco. Recorro cada vez mayores distancias y siento que las domino mejor , viajo por un mundo que necesito conocer y sentir.

Solo deseo hacer algunas cosas en la vida que echo de menos y aún no he podido, en este proceso, cumplir. Y se que también lo lograré: tener un hijo y tal vez escribir un libro. Alguna vez ya planté un arbol, aunque también siento que habrá que plantar muchos más...

No pretendo ser como vosotros, pero creo que al menos me parezco…

15 comentarios:

Furacán dijo...

pues va ser que si, algo nos parecemos...jejeje
Diversión y necesidad a la vez, realización personal... conectar con nuestro interior, expresar lo que llevamos dentro...
Claro que se renuncia a cosas y hay momentos muy duros, todo no se puede tener aunque como tú dices al final parece que lo que te proporciona esta forma de vida vale más que aquello que renuncias. Yo por lo menos no sabría ya vivir de otra manera.
Cuando escribas el libro avisa, ya tienes un comprador fijo :-D

Un saludo!

Jose Ramon dijo...

Me ha encantado tu reflexión, Pablo. Me identifico totalmente con ella.

Dani_ironman dijo...

Tener alguien que te mira con carita sonriente cuando le levantas por la mañana y te tice "papá" es lo mejor del mundo. Ya verás cómo me entiendes cuando te llegue el momento.

Imagino que 'ganar' en Hawaii y que lo disfruten tus amigos contigo debe ser lo segundo mejor... Tú ya lo has hecho una vez y este año volverás a hacerlo. Y estaremos muy pendientes de ti.

Anónimo dijo...

En su día Hernán Silván me dijo que eras un magnífico escritor...
Escribe ese libro, por que de verdad que da gusto leerte.

Bulderban dijo...

Esta meditación que haces es el resultado de muchas horas de entrenamiento y muchas de ellas solo ¿verdad? Igual me equivoco pero en esos momentos, cuando llevas más de 3 horas rodando solo, cuando entras en trance y empiezas a meditar sobre estas cosilas de la vida... un abrazo

Lolo dijo...

Claro que nos parecemos, tanto en el perfil físico (no somos frágiles para competir a buen nivel en deportes de equipo, te lo aseguro) como, a medida que te leo y por ende, me acerco más a tus pensamientos, a nivel psicológico. Yo tampoco he entrenado nunca para conseguir algo tangible, como puede ser el perder peso, lo he hecho simplemente porque es lo que me gusta hacer, antes con otros deportes y ahora con el tri. Disfruto poniendo mi cuerpo y mi mente a unos límites cada vez un poquito mayores, lo que hace que me conozca mejor... qué te voy a contar a ti o a cualquiera de los triatletas que nos leen!! Estoy seguro que todos pensamos lo mismo.
Y tendremos hijos y plantaremos árboles... escribir libros os lo dejo a los que sabeis, eso si, yo los leeré.
Saludos!!

Macario dijo...

Todo llega, también la paternidad. Y cuando así sea, lo disfrutarás intensamente (eufemismo de convertirse en una babosa como yo y alguno más).

En cuanto al libro... ya estás tardando :-)

Joan Marc dijo...

Amigo Pablo, estoy de acuerdo con Bulderban con lo del estado de trance, y cuando pensamos que a pesar de todos los pesares de nuestra vida............finalmente somos unos afortunados de poder hacer y vivir nuestro deporte...........cierra los ojos, sabes que veo yo ?..........Kailua Kona

un abrazo

nemaude dijo...

una vez mas, gracias!
solo que tu eres mas valiente que muchos de nosotros para pensarlo, escribirlo y HACERLO
un abrazo

Ishtar dijo...

Me he acordado de la broma aquella de los churumbeles en el foro talaverano jeje ;-).

Yo creo que hay tiempo para todo en esta vida y hay que vivirla según te dicte tu corazón y tu cabeza, sin dejarte guiar por "lo que se supone que tienes que hacer" o lo que los demás te dicen que hagas.

Besicos y a seguir tu camino!

Anónimo dijo...

Pablo fragil , kien dijo esa memez k me lo cargo , es el tio mas duro para esto ke he conocido nunca , ya te enteraras de kien soy .
Lanzarote me pone

Elena dijo...

Por favor, avisame cuando nazca mi sobrino!!!

Pablo Cabeza dijo...

Por favor... lo del hijo es una hipótesis, algo de lo mucho que queda por hacer en una vida perennemente inacabada... además, me consuelo pensando en todos los hijos que tengo ya... mis jóvenes cachorros triatletas, jaja.

Y no dudéis que es entrenando, un día y otro, bajo el calor ó la lluvia, siempre al aire libre, donde se gestan nuestras mejores ideas y nuestros pequeños y a la vez grandes sueños.

Un abrazo a todas/os.

p

Carlos Cabeza dijo...

Muy emotivo, aunque ya sabes que los brothers nos encantaría que esa filosofía se la transmitieras a un churumbel-sobrino, aunque en eso los hombres tenemos desventaja...no podemos acer niños por nosostros mismos!!...necesitamos colaboración femenina

Anónimo dijo...

Cabezas macho estas q rompes con el traje.. si yo qisiera y tu pudieras.. buuu