viernes, 25 de noviembre de 2011

Una nueva temporada; no debemos olvidar...(I)

Cuantas veces hemos hablado de lo que ha cambiado nuestro deporte. Para algunos ha cambiado tanto que no lo conocen, otros piensan que ha cambiado demasiado y a peor, otros que ahora es mucho mejor que antes.

Si miro atrás, no conozco ya el triatlón que viví en mis inicios. Bueno, eso puede ser bueno y puede ser malo, pero quedémonos con lo que realmente es positivo; es decir, vivamos el presente y beneficiémonos con mentalidad positiva de  lo bueno de la evolución, sin perder la perspectiva,  quedándonos con lo esencial. Ser clásicos sin renunciar a la modernidad es mi máxima.Y seguir nuestro camino.






En esta serie de entradas que ahora inicio hablaré de todo eso que no debemos olvidar. Hoy me centraré en eso que ahora a muchos preocupa, el confeccionar un calendario de competiciones.

Antes, para un triatleta, (sobre todo si era de "larga") eso era anecdótico, y se preocupaba sobre todo de lo que en realidad le debe  apasionar : entrenar. El triatleta es un deportista enamorado del entrenamiento, ó eso, ó no se era, (o es) triatleta. Para mi, eso sigue yendo a misa. 

Ahora, la oferta de competición es tanta, incluso en España, que llegada la temporada de competición se puede estar haciendo medios ironman semana si y semana también. Algunos pierden el norte y se olvidan de que lo esencial es el entrenamiento y la planificación a medio y sobre todo largo plazo.





En media y larga distancia se deben buscar preferentemente dos competiciones importantes como pico de forma, (una a ultimos de la primavera y otra a ultimos del verano, preferentemente) y aderezar esto con algunas otras competiciones que vayan modulando el estado de forma. Pero no competir porque si semana si semana también. Adónde nos llevará esto?? al hastío, al abandono prematuro, a la desestructuración de nuestro entrenamiento; tal vez no en un plazo de dos años, y seguro que si a largo plazo.

En distancia corta, esta sería mi propuesta:

En una temporada con planificación tradicional:


Mesociclo Introductorio: de 4 a seis semanas en las que trabajamos de forma genérica.
Periodo Preparatorio General, Macrociclo 1: de 8 a 12 semanas .
Periodo Preparatorio específico, Macrociclo II: 8 a 12 semanas.
Periodo Competición, Macrociclo III, de 7 a 12 semanas.

Periodo de Transición ó descanso final de duración variable.

La duración de estos ciclos dependerá de varios factores, como inicio de los entrenamientos, características de los triatletas, etc.
Normalmente en el periodo preparatorio competir una vez cada cuatro semanas, en competiciones generales, no específicas, (una carrera a pie,ó un duatlon cross, por ejemplo), es para mi lo más correcto. Competir más es desvirtuar un poco el proceso.

En el periodo específico se puede competir tanto en competiciones generales, (carreras a pie, etc.) y también alguna específica, como algún duatlon ó triatlon de primera parte de la temporada, lo ideal una vez cada tres semanas.


Por último, en el periodo competitivo las competiciones serán específicas, (triatlon), aunque también podemos incluir alguna competición general, (travesías a nado, ciclomarchas, carreras a pie), como forma de modular el estado de forma, pero sin abusar.Podemos llegar a competir una vez cada dos semanas, aunque excepcionalmente, (no como hábito), en semanas consecutivas.



La "profesionalización" , (entre comillas y con todas las reservas), de nuestro deporte, y el aumento de la oferta de competiciones es buena, pero... no olvidemos lo que nos traemos entre manos y hacia dónde queremos ir.

8 comentarios:

Ruben dijo...

Buen artículo para usar como guía y tener referencias. Me quedo sobre todo con la frase: "El triatleta es un deportista enamorado del entrenamiento". Un saludo!

Carlos dijo...

Excelente Pablo...

¿Por qué un modelo tradicional?
¿Por qué por tanto la aplicación de cargas regulares (tendencia o ascenso suave y paralelo de todas las curvas)?
¿No existe un riesgo de objetivos de entrenamiento y que por tanto aumente la posibilidad de interacciones negativas? su dispersión a su vez hace que se dificulte las cargas específicas hacia una dirección determinada ¿no? aunque ésto quizás solo se vea reflejado en atletas "muy entrenados".

¿No existe el riesgo de no dejar descansar a ciertos sistemas para que las supercompensaciones sean mayores, pudiéndose agotar las reservas de adaptación?

Periodo competitivo: ¿un periodo tan prolongado permite mantener la forma deportiva durante tanto tiempo, permitiendo competir al máximo nivel durante todas esas semanas?

Son reflexiones y dudas que me asaltan...

GRACIAS POR TUS ENTRADAS...¡¡¡¡ME APORTAN MUCHÍSIMAS COSAS!!!: NORMALIZAS TODO "ÉSTO"...QUE EN MI OPINIÓN A PERDIDO UN POCO EL NORTE...

davidiego dijo...

buena entrada, además, el hecho de tener que apuntarse cada vez más pronto a una competición (recuerdo hace 13 años que te podías apuntar la semana antes a Zarautz mandando un fax) hace que centremos antes los objetivos.

según tu definición me siento triatleta.

Marieta dijo...

Muy instructiva la entrada. Tomo unas cuantas notas. Gracias

antonio dieguez dijo...

Siempre aprendo algo de ti, Pablo, en cada entrada encuentro algo que me hace pensar y plantearme cosas.

Tambien es cierto, corrigeme si me equivoco, que los triatletas de larga distancia, especialmente, tienen mas posibilidades de "pasarse de rosca" por entrenar mas de la cuenta que por competir demasiado, precisamente por esa filosofia que tu mencionas...¿Que opinas?
Un abrazo. Espero tu proximo post.

Pablo Cabeza dijo...

Rubén: no podría ser de otra forma. Con tantas horas de entrenamiento, ó gusta mucho entrenar ó nada tiene un sentido más allá del puro esnobismo.

Carlos: Un modelo tradicional en la periodización no implica un ascenso lineal y continuo de "todas las curvas". Existe , (debe existir) alternancia en las cargas.

Imagino que te planteas la dualidad "modelo tradicional" "modelo contemporáneo con microciclos ATR". Bien, soy más partidario de un modelo tradicional porque permite un trabajo mucho más progresivo y a largo plazo, que los microciclos ATR que contemplan puestas a punto mucho más repetitivas. Entiendo este modelo válido para deportistas de élite con una gran base, no para individuos en formación ó con menor bagaje de entrenamiento, en todo caso.

Y si el trabajo es metódico y organizado, y la base sólida, se puede mantener la forma de manera mucho más estable en un modelo tradicional que en un modelo ATR. Esa es mi opinión.

David: eres triatleta y... de los de largo recorrido y dedicación. Ahora que cualquiera corriendo un triatlon flash ya se considera triatleta...

Marieta: me alegro de que guardes esas notas...

Antonio: Creo que lo más peligroso en un triatleta de larga es , por un lado, un exceso de entrenamiento porque sí, sin respetar periodos de descanso, regeneración, ó alternancia de las cargas, y por otro lado, un exceso de entrenamiento combinado con un exceso de competición, ahora que hay tanta oferta. Hay que entrenar volumen, si, pero sabiendo cuándo ha de hacerse.


Gracias a todos por los comentarios.

luis a. dijo...

Magnifico post. Totalmente de acuerdo y debido a todo esto tenemos grande ejemplos en el club que desde hace mucho siguen tus planificaciones y todo a sido evolucion, desde los mas mayores,hasta los que empezaron desde la escuela contigo,no solo progresando y amando cada vez mas este deporte sino haciendo de esto un modo de vida,y creo que esta es la esencia. Luis a.

luis a. dijo...

Magnifico post. Totalmente de acuerdo y debido a todo esto tenemos grande ejemplos en el club que desde hace mucho siguen tus planificaciones y todo a sido evolucion, desde los mas mayores,hasta los que empezaron desde la escuela contigo,no solo progresando y amando cada vez mas este deporte sino haciendo de esto un modo de vida,y creo que esta es la esencia. Luis a.