jueves, 1 de enero de 2009

Año Nuevo.

No fueron aceitunas, sino uvas. Me cuidé de tomarlas ritmicamente, y después, brindar con mis seres queridos.

Después de correr la San Silvestre, comimos mucho. Como casi todos, demasiado.Que tendremos los fondistas, que asaltamos los frigoríficos y las mesas bien puestas!!
La noche pasó deprisa y el día 1 amanecí bostezando. Entonces, debes elegir entre seguir buscando algo de comer, algo que vuelva a elevar el nivel de azucar en sangre, o prepararte para liberar toda la energía que has almacenado...

No importa que te miren con sorpresa los últimos noctámbulos cuando sales a la calle en bici, pues estás haciendo lo único adecuado, lo único natural en el animal humano; lanzarte a la acción, al ejercicio físico. Que más da que sea día 1, Año Nuevo, que algunos de tus congéneres no hayan dormido y se hayan divertido, ó intentado divertir hasta el alba. Yo ahora si me divierto rodeado del silencio.


El animal humano necesita de un ejercicio lo suficientemente intenso como para hacerle sudar, y lo suficientemente prolongado para provocar esa maravillosa sensación de frescor, de renovación del vigor. Así, todo el combustible acumulado en la última comida, (o en la última cena), comienza a liberarse en la sangre. Y de ese modo, volverá a elevarse nuestro nivel de glucosa y si bostezábamos, dejaremos de hacerlo.


La mañana fue perfecta. Sara, prefirió quedarse en casa haciendo rodillo, pero Sergio , (recién retirado del ciclismo profesional y futuro triatleta), que el día antes corrió la San Silvestre de Talavera a 3.15'' el mil, (19.30'' para 6 kms.) y el que suscribe nos fuimos a rodar por espacio de dos horas , recreándonos en el silencio, la tibia temperatura y la ruta para nosotros. Algunos ciclistas en ruta. Y como muestra, un par de fotos nuestras para inmortalizar la mañana.


Que el 2009 os sea propicio.




13 comentarios:

davidiego dijo...

muerto de sueño he salido a correr, y acabo de despertarme de la siesta.
Buena entrada de año, sobre ruedas.

Pablo Cabeza dijo...

Ningún exceso es bueno,David, y menos los laborales, jeje

Lo importante es que has entrenado y descansado a la vez.

Feliz año.

tonicendon dijo...

Saludos a Sergio de mi parte y a todos los tritalaveranos.

Yo en estos aspectos de toda la vida he sido un bicho raro y mis celebraciones me las invento yo , no cuando lo dispone "la Santa Madre Iglesia" o cualquier otro, al igual que los regalos , me los hago cuando me apetece y no cuando lo deciden los psicólogos del Corte Ingles.

Pues como dijo Fray Luis de León:
"Que descansada vida la del que se aleja del mundanal ruido
y sigue la escondida senda por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido”.

Yo a las 10 de la mañana 19 Km. de carrera a pie entre Puzol y Sagunto y por la tarde al trabajo que hoy me tocaba.

TriAndres dijo...

Pues a mi me ganó el bostezo. Y es que a veces, cuando no tenemos ganas de hacer algo, el mínimo obstaculo nos sirve de excusa para descargar la mala conciencia...

Pero bueno, ahora iré a correr un ratillo, que después de leeros me siento mal... jejeje

Feliz Año, salud y kilómetros !!!

Ruth dijo...

Jo, Pablo, parece que has relatado mis ultimas 24h...

IRONECU dijo...

Yo también entrene este 01 de enero, es primera vez que lo hago y seguro no sera la ultima... muy lindo iniciar el 2009 con una memoria menos en el pulsometro.

Feliz 2009 Pablo y que Hawaii te acoja una vez mas este a#o y que tampoco sea el ultimo.

Un abrazo.

Diego Santamaría dijo...

A mi estos días me superáis... yo en año nuevo hasta después de comer no puedo hacer nada... a mi la fieta de nochevieja me pierde... en un merendero con amigos, karaokes varios, risas y tonterías... irme a casa pronto ese día es un crimen. Yo soy más de rodillo como hoy, después de comer una horita para sudar bien todo lo de ayer.
Pero mañana ya volvemos a la calle :D

magopepo dijo...

Hola Pablo, muy buenas.

Yo salí a trotar 45´por la playa, relajado, despacito, resacoso, gordo, pero con una ilusión muy parecida a esa que describes.

Feliz dosmilnuevo, digo nueve, a todos.

javierabel dijo...

A mi me tocaba descanso...pero hay tradiciones que no se pueden perder. Hora larga de carrera por la montaña y sudas lo que te has bebido y gastas lo que has cenado. Y ni un ruido, ni un coche, nadie, nada.
Eso si, corriendo en año nuevo, te miran raro hasta las ardillas.
Empezar, ha empezado bien...haremos para que acabe mejor.

Nutria dijo...

Si es lo que yo digo. El 1 de enero por la mañana, trotando o pedaleando por ahí, es como si el mundo fuera enterito para ti. Y mola.

Pablo Cabeza dijo...

Toni, viejo monje del aerobismo: AMEN.

Ruth: es que los fonderos somos almas gemelas...

TriAndrés: con remordimientos vivimos permanentemente por haber entrenado ó mejor dicho, por no haberlo hecho. Pero los años lo curan todo, verás.

IRONECU: Lo bonito es que pasen los años y se mantenga el compromiso, en eso radica el secreto de la juventud. Seguir haciendo lo de siempre, lo de cuando eramos jóvenes.

Diego: lo tuyo me suena. Aunque yo la mayor barbaridad que hice fue un año allá por primeros de los 90: San Silvestre internacional en Madrid, luego fiesta en una casa de amigos, (entre ellos varios atletas internacionales, algunos sudamericanos), y a las ocho de la mañana chocolate con churros y a rodar a la Casa de Campo, una hora. Ay ay ay.

Pepo, Javi y Nutria: ese día 1 es para disfrutarlo, como decís, y ningún entrenador mojigato que ordene descanso puede frenar vuestra voluntad de disfrutar ahí fuera.

Saludos a todos.

Carlos Cabeza dijo...

felicidades hermano, espero que el 2009 te traiga muchas muchas buenas cosas...de corazon , desde Bogotá un beso también de tu cuñada y tu sobrina

Ishtar dijo...

¡¡Feliz año, P!!!!

De los entrenos de Año Nuevo, qué decirte... ya sabes que hasta cuando entrenábamos contigo y era el único día del año que planificabas descanso, algo salíamos a hacer siempre ;-) (eso sí, nada de madrugar, que tras acostarnos a las 5 de la m´ñana, tampoco hay que martirizarse). Y es que al final el primer día del año tiene que ser un poco reflejo de lo que quieres que sea el resto, ¿no? ;-)

Besicos!