sábado, 12 de febrero de 2011

Guerreros heridos

Valentín, triatleta de Mogán, al sur de Gran Canaria , ha sufrido un aparatoso accidente ayer mismo que no ha tenido las consecuencias que podrían aventurarse sabiendo cómo fue el suceso; un conductor invadió el carril contrario, atropelló al mayor de los Abrante e incluso aceleró su coche al colisionar, destrozando totalmente la bicicleta del triatleta. Aún así y milagrosamente, el Moganero de Hierro solo sufre contusiones, abrasiones y un fuerte esguince de tobillo. Congratulémonos por ello.



Gracias tal vez a los dioses, nuestros chicos caen pero se levantan.



¡Cuántas reservas hay en nuestros cuerpos y almas! Imaginad vuestros entrenamientos... cuatro, cinco y más horas sobre la bici y a veces nos preguntamos interiormente cómo seremos capaces de hacer treinta kilómetros más, a menudo sin reservas. Pensamos en derrumbarnos por el camino; pues bien, no solo hacemos el trayecto restante, sino que llegados a las calles de nuestra ciudad, pedaleamos con frescura, con solvencia, incluso haciendo dispendios.






Milagro de la voluntad, fortaleza del espiritu, inquebrantabilidad del alma.



Antes fueron otros. Ahora, ánimo, Valentín, no se muy bien cómo, pero seguro que el próximo día 19 estaremos pedaleando codo a codo por Cercados de Espino, con el sol abrazando nuestros, siempre, (y que nadie se olvide), frágiles cuerpos.

Siempre optimistas, aún así. Como él mismo dice , desde la cama del hospital, hoy mismo, Road to Kona.

6 comentarios:

Valentino Abrante Segura dijo...

Gracias maestro por tus palabras, ha sido un mal trago, sigo de una pieza, como ya le dije a Sara en su día de toda situación adversa siempre se sale fortalecido. He estado arropado por todos mis seres queridos, cercanos y lejanos de lo cual me siento muy contento por todas las señales de amor y de ánimo recibidos. La bici destrozada, el cuerpo magullado, la carne abierta ya cocida, pero el alma de hierro forjado. No importa las veces que te tire la vida, sino las veces que seas capaz de levantarte. Un abrazo maestro.

Dani dijo...

Me alegro de que "casi" haya sido sólo el susto. Un fuerte abrazo para él cuando le veas en Pozo

carmelo dijo...

Al padre de Valentin le apodan "El sorao" que es como los marinos de Mogan llaman al Dorado.
Un pez que se caracteriza por su bravura y por como se revuelve al verse acorralado, puesto que su padre era un luchador de nuestro deporte vernáculo la lucha canarias,Mas concretamente un "Puntal" un líder.
que era muy dificil de tirar.
Como al Dorado,,,
El viernes, cuando Valentin se vio bajo este coche, nos demostró el carácter de un "Sorao"

davidiego dijo...

mis mejores deseos para Valentín.

Furacán dijo...

Por una vez me alegro de que Valentín haya tenido santo. Afortunadamente todo quedará en un mal trago, Que te recuperes muy pronto de tus contusiones, muchísimo ánimo!

ramón dijo...

No te envio ánimos porque ya veo que te sobran, no te digo que lo siento porque por suerte no hay que sentir nada "importante", pero sin conocerte te envio un abrazo y espero que te recuperes pronto.
Seguro que dos palabras de Pablo y estarás con la mente puesta en lo que debes y no en éste mal trago.